19 ene. 2014

Versos para Felita

Se acabará este maldito invierno
Y aquellos días en los que no llueva,
Diluviará en nuestros sueños,
Para que caigan las lágrimas silenciosas
De las que no somos dueños.

Perderte no tiene consuelo
Desde que se acabó la espera.

Cada vez que dé sus frutos una nueva primavera,
En los nardos, los jazmines y en las rosas,
Habrá una madre que verá el amor
En las flores preciosas que le regalaría su hija primera.
Los naranjos nos embriagarán con su olor,
Acentuando la carencia de la flor que más se ama
Cuando el dolor nos pone a prueba.

Perderte duele en el alma
Y nada consuela tu ausencia.

Llegará otro verano, y al caer el día,
Nos traerá de nuevo tu presencia
El recuerdo de los paseos con girasoles
Y de las pipas en las noches de calma.
Te veremos en el blanco de la sandía,
Y en el negro de tu cálida mirada
Que iluminaba esa Mancha sin faroles,
Y ahora, este corazón roto, errante y desesperado
Te busca en la luz de esa nueva estrella,
Que brilla más que las otras, en el cielo callado.

Que gran desaliento ver menguar la luna nueva
Al empezar esta singladura sin ella.

Estarás en el café con leche de la mañana,
En los pimientos fritos con amigos y risas,
En el helado de moras junto a la ventana,
En los buenos consejos y las frases precisas,
En las tardes de películas mal elegidas,
En los gestos de tus sobrinos,
En su postura durmiendo y en sus sonrisas,
En los entreactos de óperas y teatros,
Y en las veladas charlando sin prisas.

Llegará otro otoño de hojas caídas,
Y volverás a viajar con el viento
Sobre tus tierras preferidas.
Verás valles, manzanos, pinos y lagos,
Verás cumbres nevadas y prados,
Verás sierras, ríos, olivos y peros
Y verás cómo aún te quiero,
Y sentirás cuánto siento
Tener que esperar al final del camino,
para poder verte de nuevo.

Volverá a llegar otro invierno,
Y caeremos en un sueño que transforma
El duelo en amapolas de rojo carmesí,
Y se agolparán de nuevo los recuerdos,
Que poco a poco irán tomando forma,
Para que descubramos, a solas,
Quienes somos, a través de ti.

15 abr. 2013

A la madre de Andreia


¿Fue una sonrisa real?
¿O la construyó mi mente
Luchando contra la injusticia
De una realidad ausente?

¿Fueron para mi tus días
Dos años de dolor y sufrimiento
En la noche interminable de mis brazos?
¿O una eternidad de desconsuelo?

Fuiste mía,
Y aunque lo perdí todo,
Fui tu cuna de alegría
Los primeros meses de tu vida.

¿Puede sonreír el alma
Cuando llora el cuerpo,
Al sentir un amor infatigable
Arropándote todo el tiempo?

Tus ojos siempre lejanos
Buscaban la paz ajena
A mi irracional anhelo
De tenerte cerca.

La esperanza solo muere
Cuando la muerte acierta.

Allá a lo lejos una nueva estrella
Brilla más que ninguna otra,
Con todo el amor que le llega
De los que lloramos ahora.

D.E.P Andreia

22 nov. 2012

Amaia Egaña


Hay adicciones que no matan a sus adeptos,
Sino a las pobres víctimas de un desespero
Provocado por las injustas leyes que protegen
A los adictos a coleccionar poder y dinero.

Hay conflictos que se enfrentan a guerreros
Sin fuerzas para luchar, y con una derrota anunciada
Por el silencio que antecede a ese segundo decisivo,
En el que se salta al vacío y la rabia que desgarra el alma
Nos permite escuchar la voz de una mujer desahuciada.

Siempre se llega demasiado tarde para evitar una muerte,
Y aunque tengamos nuestros propios Tokyo Blues en el pasado,
No hay suerte que nos libere de otro Norwegian Wood cercano
Despedazándonos por dentro, con su grito mudo y alienado.

Como duele ser testigos de vidas inacabadas
Y saber que cada día hay muertes a las que ni ponemos caras.
Como duele tener grabada en la retina la imagen de una cuchilla,
De una soga, de un salto y de una bala.
Como duele pensar que un segundo de indefensión sumado
a décadas de ilusoria democracia podría separarnos de la vida.
Cómo duele pensar en las palabras escritas que ni se leerán,
En los sueños y esperanzas que en la distancia se desvanecerán.
Como duele presentarnos justo a la hora de la despedida
Para pedir disculpas por llegar demasiado tarde,
Cuando, aunque lloremos y luchemos, los muertos ya no volverán.

10 nov. 2012

El tiempo



De la fragilidad del más largo de los punteros
Son los huesos a punto de quebrar
Del último, aún vivo, de mis queridos abuelos.

A la velocidad ininterrumpida de la arena
Al caer, de un reloj que de infinito solo tiene la forma,
Se seca ahora en mis pechos la leche materna
Con la que di todo cuanto se puede dar de amor.

Al final de las palabras de tristeza de una escritora
Que siente el frío en el ardor cuando a solas
Le deja su inspiración, que más allá de lo científico
Caminando en silencio, de ella se aleja a lo lejos.

Morirán las personas, crecerán nuestros hijos,
Se pararán nuestros minutos quedándose las horas,
Y el reloj seguirá implacable marcando un tiempo
Que jamás existió mas allá del Océano Pacífico.

3 nov. 2012

Nuevos caminos


Sus palabras no fueron menos ciertas
La segunda vez que pronunció su discurso
Pero su reiteración les restó significancia,
Perdiendo injustamente la magnificiencia
De su arrebatadora originalidad primera

La belleza que se pierde en la distancia
Queda compensada por la sensibilidad
De la que sólo ahora yo tomé conciencia,
Al sentir la levedad del momento irrepetible
Y la sed hambrienta que deja la redención.

El paso de las horas me acercó más a un ayer
En el que apenas vislumbraba la ironía
Del destino sin sentido de una emoción
Que nos unió más de lo que tuvieron oportunidad
De experimentar nuestros cuerpos sentados.

En la dulce ilusión de una verdad indecible,
Descubramos nuevos caminos por recorrer,
Para que nuestros pasos no se vean atrapados
Por la miserable repetición de la monotonía,
Alejándonos de la vacuidad de frases repetidas

2 nov. 2012

Haikus from Serendipity


Let the faking Sun
Believe that it’s warming you
While the snow falls.

‘Cause nothing but run
Is true, once you feel inside
You’ve begun to burn.

Let the drying rain
Believe that is warning you
Not to get my friend.

People of two kind
Meet on dry land, just some sail
Where the winds bring them.

Nevermind which one
You belong, equally you’ve changed,
Trusting me or not.

Keep present alive,
In my hopeful thoughts, waiting
For you to arrive.

Once you’re indeed mine
Don’t expect for tough complaints
Nor ratings to come.

A young lawn will not
Manage to survive a long drought.
Fine we’re old enough

Let’s swallow your soul
And kiss slowly your mouth
To share your essence.

Just love easily
Creating me in your brain
As we crossed the line.

Eating your presence
And feeding you, that was meant to be
My sweet destiny.

High fidelity
Doesn’t belong to the streets,
But just to our hearts.

I know when we’ll meet
We will not dare to survive
The way I guess we will.

What was unforeseen,
Rounded corners have once watched
And meant to remind

Let live in my mind
True reality silenced, and thus
Bring our love to life.

19 oct. 2012

Sólo con la poesía


Sólo con la poesía puedo darte lo que querría.
Cuánto me gustaría poder hacerlo de otra manera,
Pero el amor no lo atrapa uno, aunque quiera,
Toma formas caprichosas y se da como se puede.
Cuando prefieres el alma a una habitación con vistas
No necesito más pistas para saber que me amas,
Y eso me basta.
Cuando no me quede alternativa,
Te abrazaré cuando me leas,
Y te acariciaré con estas letras.
No necesito tus versos, ni tu prosa,
Ni frases deliciosas que me hagan sentir viva,
Ni palabras escritas que me hagan volar.
Sólo recrear tus besos de un pasado y un futuro inmediatos,
Que dilatados en el tiempo acabarán cubriéndolo todo,
Tal cual el manto de un inmenso cielo estrellado
Que acabe devorando, diminuta, a la Estrella Polar.

11 sept. 2012

Te necesito ahora


Te necesito ahora
¿Qué importa el futuro,
O el placer de nuestra comunicación entrecortada,
Si nunca es igual lo que tarda en llegar una hora,
Y yo, te necesito ahora?

No hay aurora boreal
Si la temperatura es alta.
No hay gravedad que resista
A la fuerza de un temporal levantando una cascada.

Si te necesito
Es porque me haces falta.
¿Cómo esperar por nuestro encuentro
Si no soporto esta demora?

Estás en un lugar donde Portugal llora,
Mientras yo, cada vez más enamorada,
Sólo pienso en tu llegada.

Si me haces falta
Es porque te necesito,
Y sabiendo que también me anhelas,
Todavía hesito al decirlo.

Si evito nuestras llamadas
Es porque es más fácil escribirlo
En la puerta de un ascensor
Que nunca para.

Me haces falta
Pero no necesito tu presencia.
Para ser feliz me basta lo que siento
Con tan sólo soñarte.

Aunque no te necesito,
Me haces falta
Porque no soporto tu ausencia
Por el deseo que arde
De tenerte cerca.

Volando hacia el Sol de medianoche


Volando hacia el Sol de medianoche
Recuerdo la dulzura de tu voz
E imagino el calor de tus susurros
Sobre mi piel desnuda.

Al otro lado del horizonte también hay vida
Y mientras más ajena a mi,
Más distante,  indómita y desconocida,
Más enciende mi pasión por descubrirla.

Es excitante soñar con lo que se encuentra
fuera de nuestros laberintos sin salida.

Quiero dormir pero mi mente no descansa
Y no para de pensar en cómo podría
Llegar a ti
Y sumergirme en lo más profundo de tu persona,
Aquella que dejaste anclada en la pureza de tu infancia.

Olvidando el tiempo y la distancia que nos separa
También deseo tu cuerpo y tus gemidos
Pero sin rendirme ante la superfície inmediata.
Quiero que sean el estallido
De pura lava del volcán que llevas dentro
Y que dejen la marca de Landmannalaugar.

El tiempo no se para
Y en el horizonte de luz polar,
Quebrando la fría noche,
Busco tu mirada fugaz y serena
Indicándome el camino para llegar a ti,
Sentir el calor de tus labios y tu tierra
Al perdernos juntos por nuevas calles en otros barrios,
Y sentir la firmeza de tu mano sobre la mía.
Pero ahora duermes y tus ojos están cerrados.

Son miradas inventadas para llenar de ilusión mi deseo de tu amor
Antes de despuntar el día

2 ago. 2012

Lastre en las venas

Inesperado
Improbable
Aunque no imposible


Enajenado de la evolución
Un presente impasible
De dureza
Nos persigue


Londres desierta
Europa rota
El pueblo despierta
Sin fuerzas
Frente a la derrota
De la indiferencia

Días contados
Lastre en las venas
Poco ha cambiado

La recesión se endulza
Con la nostalgia
De los años pasados

En el fondo es amargo
haberte perdido
Aunque siempre fuiste mío
¿Alguna vez fuíste mío?

Sólo queda
Vaciar la cabeza
Echar lastre
Abandonarnos a la esencia
Empezar de cero
Y reanudar la espera

No todos los botes salvavidas
Van a la deriva

Ni todas las historias
Se repiten

Pero todos los déjà vu
Nos estremecen

Puede que los muertos
Algún día resuciten

Pero hasta los tattoos
Algún día se desvanecen

8 sept. 2011

Al norai d’un moll Portuguès


Van canviar els vaixells,
Les seves banderes i els seus tripulants,
Però mai va acabar de passar el passat.
Només van passar els dies
De sal a les galtes i llàgrimes al mar,

Van canviar les badies,
Els ports, les grues i els capitans
Però mai va passar el que sento
Quan passejant junt a la baixamar
Del riu, somnio que ets al meu costat.

El temps pot ser que pobli
La nostra memòria incerta
Amb altres persones.
El temps pot ser que ompli
Amb altres moments,
Els nostres records.
Però aliè al meu àlbum intern,
Al norai d’un moll
On un dia vaig gravar el teu nom,
És on encara guardo
El que jo sóc i el que vaig ser.

Puc ignorar com vaig voler
Deixar fins i tot la mar per tu,
Esborrar els teus cabells d’ordi
I fingir que no vas existir,
Oblidar-me de l’ahir i de Lisboa.
Però sempre hi haura alguna ocasió
En la qual al amarrar la proa
Del meu vaixell al moll d’alguna estació
Fluvial, quelcom m’enrecordi
Que encara existeix el norai
D'aquell vell moll portuguès,
I els fados consumint a la foscor
Les espelmes de nits sense fi,
Així com el nostre amor latent
A les parelles dels panels
Del nen amb ulls de gegant.



Puc ignorar que t’estimo,
Continuar la vida navegant
I fingir que visc al present,
Però el meu futur només pot ser
El nostre passat.
La meva vida passa per passar-la
Al teu costat.

Sempre n’hi hauran panels,
Molls, proes i vaixells,
Que em duguin de nou a tu.
Però algun dia el rovell del norai
Esborrarà el teu nom
De les “docas” de Lisboa

És l’hora d’escurçar l’espai
Que va quedar entre nosaltres,
I sé que aviat trobaré el camí.
Fins en l'aire està gravat
Que tu no ets passat
Mentre segueixis viu en mi. 

22 mar. 2011

Olvidé que también somos Atlántidas

Navego entre la niebla
Hacia la isla de madrugada
Que crece en mi vientre,
Transformando la clara bahía
En campos de tierra abonada
Que se puebla de frutos jugosos
Y senos maduros al caer el día.

Mi anexo de vida ajeno
Al oleaje externo a la albufera,
Y a las elevaciones del mioceno,
Acurrucado en la más placentera
Y humilde calma placentaria
Nos llena de realidad,
De sonrisas y de anhelos.

La presencia de nuevas tierras
Arrasa con el pasado
Arrodillado y encogido
Frente a la eternidad.
En la serena espera,
Mitosis cuaternaria,
Sangre acelerada y
Hormonas alteradas
Para repetir el milagro
De la existencia.

Junto a mi, el continente sereno
Observa como emergen
De las aguas pélvicas
Las islas vírgenes y fecundas
Para perpetuar la especie
De seres confusos y babélicos.
La emoción explota
En nuestros nervios trigéminos
Abriendo las fuentes acuáticas
De nuestras glándulas
Y haciéndonos olvidar
Que también somos Atlántidas.

El horizonte aún está lejano,
Nos quedan días de grandeza,
De preocupaciones y alegrías,
La suerte de teneros a mi lado,
Y la bendición inmerecida
De este amor tan fuerte.
Nos quedan oscuras y frías
Las noches de deseo y pasión
En el borde de un acantilado
Y el irracional consuelo
De saber ante la muerte,
Que cuando nos hayamos ido
Algo nuestro habrá quedado.